Victoria’s Secret, la crisis y la gestión de la reputación de marca

TEMA: GESTIÓN DE LA REPUTACIÓN Y CRISIS
Año: 2023

RESUMEN

En este episodio, conversamos acerca de la importancia de la reputación de marca en el mundo actual. Exploramos cómo construir, mantener y proteger la reputación de una marca y como enfrentar y superar una crisis de reputación, abordando estrategias efectivas para mantener la confianza y la conexión con los distintos públicos de la marca en un entorno siempre cambiante.

 

 

EPISODIO

Érase una vez una famosa, famosísísima de lencería, indumentaria y belleza llamada Victoria’s Secret. Desde su fundación, en los años 70 y durante décadas, la marca habitó el Olimpo de las marcas, como una de las más reconocidas y exitosas del mundo. Como referente indiscutible de moda y belleza en todo el mundo, incluso dictaba parte de la conversación sobre conceptos que la trascendían, como, por ejemplo – que era – o que no era – ser una mujer “sexy”.

Durante todos estos años esta marca fue admirada por sus productos que intentaban dar forma al “cuerpo ideal” o prometían ser armas de seducción irresistible para quién los usara. También era noticia por sus desfiles de moda brillantes y glamorosos e imponía parte de la estética de la época, con la elección anual de sus “Angeles”, supermodelos que desfilaban luciendo alas enormes y ropa interior adornada con piedras preciosas. 

Victoria’s Secret no solo estaba a tono con la época, sino que también la definía. Lo que se dice una verdadera marca icónica.

Y no es que la marca, durante esos años, no recibiera críticas. Por supuesto que la marca generaba sus controversias. Te puedo contar, por ejemplo, del juicio por parte de algunos sectores, que la acusaban de promover un único estándar de belleza en sus desfiles y anuncios. Eso estuvo desde siempre. 

También, desde el principio tuvo detractores que hablaban respecto del trato que daba a las modelos, a su salud mental y física o del poco cuidado de sus condiciones laborales. 

Se sumaban regularmente, también, voces que cuestionaban a la marca por las representaciones excesivamente sexualizadas de la mujer en sus campañas. Y la lista no paraba ahi.

Pero, a pesar de todas estas acusaciones, la aguja no se movía. La marca llegó al 2016 próspera y brillante, repitiendo su fórmula. año tras año. Casi sin sufrir traspiés y con un negocio enorme, Victoria’s Secret parecía estar en la cima del mundo y no ser afectado por nada.

Hasta que un día, las cosas comenzaron a cambiar. Y digo, las cosas, porque no fue la marca la que cambió: La marca seguía proponiendo lo mismo, replicando su exacta fórmula del éxito, pero el mundo ya no era igual.

En unos pocos años, los valores sobre los que la marca se habia construído ya no estaban tan vigentes. Así, cada vez más cantidad de personas se empezaron a enojar con la propuesta de Victoria’s Secret. De manera masiva, surgieron y se multiplicaron las conversaciones sobre cómo los desfiles y las imágenes, que la marca mostraba, no representaban a todas las personas. Ahora si, se reforzaron y endurecieron los cuestionamientos respecto de que la marca solo mostraba un tipo de cuerpo y una única idea de belleza, provenientes de todos los grupos de interés.

Esta nueva manera de mirar a la marca prendió rápidamente en las personas y generó bronca. Las voces en contra se hicieron más presentes y más fuertes. Se le pedía a la marca que evolucionara, que haga una mejor representación de diversidad en sus desfiles y en su publicidad, que proyecte una imagen más auténtica, con retoque fotográfico, más talles y un discurso a tono con los nuevos valores sociales.

Pero Victoria’s Secret tardó en reaccionar y, entonces, a las voces se le sumaron los boicots. Personas declarando dejar de comprar, artistas haciendo canciones para cancelarla, referentes prestigiosos criticando los mensajes y narrativas. El contenido detractor floreció y hasta ganó la calle, con algunos grupos que organizaron protestas frente a sus locales..   

El panorama para la marca no era alentador:  Victoria’s Secret no entendía el movimiento de sus públicos y seguía sumando problemas. En 2018, por ejemplo, su liderazgo fue cuestionado sobre algunos comentarios de justificación sobre no incluir modelos transgénero y de talla grande, que generaron indignación.

En poco tiempo, la marca perdió relevancia. Competidores más inclusivos le robaron market share. Además de perder reputación, por supuesto que también perdió negocio y tuvo que cerrar tiendas en todo el mundo.

Vale decir que, en los últimos dos años, Victoria’s Secret pudo hacer algunas maniobras para recuperar su marca. Pero sufuturo es, seguramente, todavía bastante incierto.

El gigante golpeado de la lencería está, ahora mismo, intentando el cambio de marca más radical de todos: necesita redefinir no sólo su propia imagen,  sino también volver a aportar a la redefinición de conceptos como “femenino” o «sexy».  Para eso, asumió muchos cambios, dejá atrás prácticas históricas y tuvo que replantear por completo la narrativa de su marca.

Pero, ¿Cómo se hace para recuperar una reputación? O, mejor aún, ¿cómo se hace para construirla y no perderla? 

En este episodio, conversamos acerca de este tema tan importante: Hablemos de la gestión de reputación de marca en el mundo actual. Exploremos cómo construir, mantener y proteger la reputación de una marca y cómo enfrentar y superar las eventuales crisis de reputación, abordando estrategias efectivas para mantener la confianza y la conexión con los distintos públicos de la marca en un entorno siempre cambiante.

Acompañanos hoy a pensar en los siguientes temas:

  1. De qué hablamos cuando hablamos de reputación de marca
  2. Qué aspectos afectan o tienen el potencial de afectar la reputación de una marca
  3. Cómo se gestiona la reputación y por qué es importante
  4. Qué hacemos cuando nuestra marca enfrenta una crisis de reputación y cómo prevenirlas.

 

¿Empezamos?

Hola Anita, Hola Sebas! Les doy la bienvenida a un nuevo episodio de Playbook. Hoy vamos a adentrarnos en un tema crucial para quienes tenemos la tarea de construir marcas.

Anita: ¡Hola Lu y hola a quienes nos escuchan! Coincido, estamos felices de estar acá para hablar sobre este tema fundamental! No se cómo llegamos a la temporada tres sin haber hablado de esto antes!

Sebas: ¡Hola Lu! Hola a vos que estás del otro lado! Sí, es un tema que definitivamente merece toda nuestra atención y, como mínimo, que le destinemos un episodio de Playbook. Buenísimo que le llegó el momento.

Lu: Sin duda. Entonces, si les parece, empecemos por lo básico: ¿A que nos referimos cuando hablamos de reputación de marca? 

Anita: La reputación de una marca es la imagen general que los consumidores, clientes, el público en general y otros stakeholders tienen de esa marca. En otras palabras, es cómo la marca es percibida en conjunto por la sociedad: la reputación de marca es la percepción pública colectiva de nuestra marca.

Sebas: Efectivamente, en la reputación de la marca influyen tanto las acciones y esfuerzos que llevamos a cabo, como factores que están más allá de nuestro control, como la manera en que los medios cubren la marca, los comentarios y reseñas de nuestros clientes y colaboradores, y otros elementos que pueden afectar nuestra imagen sin que tengamos control total sobre ellos. 

Anita: Es cierto, nuestra reputación se basa en gran medida en lo que hacemos y cómo interactuamos con el mundo exterior. Pero como Sebas mencionó, es un proceso bidireccional, lo que hacemos impacta en nuestras audiencias y, a su vez, su percepción influye en nuestra reputación. Por ejemplo, nuestras acciones en la comunidad o nuestras políticas generales pueden ser comunicadas, pero es cómo se perciben y evalúan esas acciones lo que da forma a nuestra reputación.

Sebas:  Exacto, Anita. Nuestra reputación es como una imagen en constante evolución, formada por un diálogo continuo entre nuestras acciones y la opinión pública. La forma en que manejamos estas interacciones y comunicamos nuestros valores puede marcar una diferencia significativa en cómo se moldea esa reputación.

Anita: Así es. En última instancia, la reputación de una marca no solo se trata de lo que decimos, sino de cómo nuestras acciones hablan por nosotros y cómo resonamos con nuestras audiencias clave. 

Sebas: Como es lógico, la reputación de una marca desempeña un papel importante en la toma de decisiones de las y los clientes o consumidores. 

Si decimos que una marca tiene una reputación de marca sólida queremos decir que el público considera que esta marca es digna de confianza. Esto significa que es más probable que estas personas hagan negocios, compren y recomienden la marca a otras personas. En cambio, una marca con reputación negativa seguramente no va a tener una buena performance y va a causar un daño importante al negocio..

Lu: Y decían, entonces, que esta “percepción pública colectiva” de la marca, que es la reputación, se va a ver afectada por muchas cosas

Anita:  Claro, a nivel individual, de un cliente, la percepción de una marca está construída principalmente en función de sus experiencias pasadas y su interacción con la marca, pero a la reputación general de la marca la afectan otras cosas. La reputación de la marca se entiende a nivel de un determinado mercado..

Sebas: : Correcto. La reputación abarca cómo se percibe la marca en términos de – por ejemplo – calidad, confiabilidad, autenticidad o compromiso con un determinado set de  valores, pero todo esto visto en términos generales, contemplando la mirada y opinión de todos sus stakeholders. Es un reflejo de la percepción general que existe sobre la marca. 

Lu: Recontra entendido. Pero, cómo se diferencia reputación de marca del posicionamiento de marca?

Anita: El posicionamiento de marca se refiere a la manera en que una marca se ubica en la mente de los consumidores, en general en relación con la competencia. Es el espacio que la marca intenta ocupar en la mente de ese público objetivo.

Sebas:  Exactamente. El posicionamiento es el lugar que la marca ocupa o el trabajo para ocupar ese espacio en la mente de su cliente cuando piensa en una determinada categoría de productos o servicios, en términos de atributos, beneficios y ventajas únicas. 

Lu: Pero pienso que, a veces, la línea entre reputación y posicionamiento puede parecer borrosa. ¿Podrían resaltar las diferencias clave entre estos dos conceptos?

Anita: Por supuesto. La reputación se basa en la percepción general que el público tiene de la marca debido a sus interacciones pasadas. Es un reflejo de cómo la marca ha sido percibida en el pasado y en el presente. Es un resultado.

Sebas:: En cambio, el posicionamiento si bien también es un resultado, es decir, la marca tiene un posicionamiento actual, presente, también es una construcción, una estrategia proactiva que busca influir en cómo la marca es percibida. Es una imagen que la marca aspira a crear en la mente de su cliente.

Anita: De la misma manera, la reputación se construye a lo largo del tiempo y puede ser afectada por una serie de factores, incluyendo experiencias de clientes, incidentes de crisis y acciones de la marca.

Sebas:: Mientras que el Posicionamiento se establece deliberadamente mediante estrategias de marketing y comunicación para destacar los atributos y ventajas específicas que la marca quiere asociar consigo misma.

Anita: A esta altura, creo que es claro que esto a lo que venimos llamando reputación puede influir en el posicionamiento de una marca, ya que una buena reputación de marca puede respaldar y fortalecer el posicionamiento deseado. Si una marca tiene una reputación positiva de calidad y confiabilidad, esto respalda su posición como líder en el mercado en esos aspectos.

Sebas:: Definitivamente. Por otro lado, el posicionamiento también puede influir en cómo se percibe la reputación de una marca. Si una marca se posiciona como innovadora y vanguardista, su reputación podría asociarse con la innovación y la creatividad.

Anita:  En última instancia, tanto la reputación como el posicionamiento son elementos cruciales en la construcción de la identidad de la marca y en la creación de una imagen sólida en la mente de los consumidores.

Sebas:: Exactamente. Una reputación positiva puede respaldar el Posicionamiento deseado y viceversa. Juntos, estos elementos forman un conjunto poderoso para influir en cómo los consumidores perciben y se relacionan con la marca.

Lu: Excelente. Entonces ahora hablemos de lo que nos trajo al estudio hoy: ¿Qué es la gestión de reputación de marca y por qué es importante?

Anita: La gestión de reputación de marca es la práctica de supervisar y trabajar la percepción y la imagen de una marca en un determinado mercado o frente a determinados públicos. Es un trabajo importantísimo. 

Sebas:  Exactamente. Una buena reputación genera confianza y diferenciación en un mercado competitivo, mientras que una reputación dañada puede tener efectos duraderos y negativos en el negocio

Lu: Pero, ¿qué significa realmente gestionar la reputación de una marca en términos prácticos?

Anita: Gestionar la reputación de una marca implica cuidar y nutrir la imagen pública que las personas tienen de ella. Esto va más allá de simplemente tener un buen producto o servicio, se trata de cómo nos perciben en diferentes situaciones.

Sebas: Exactamente. Es el trabajo de construir y mantener una relación con nuestras audiencias. Imaginemos que la reputación de la marca es como una planta: necesitás regarla, cuidarla y protegerla para que crezca sana y fuerte.

Anita:  La gestión de reputación de marca es una práctica esencial que implica supervisar y dirigir la percepción y la imagen de una marca en el mercado y en la mente de las y los consumidores. Es como decía Sebas, un trabajo a largo plazo y permanente. ¡Me gustó el ejemplo de regar y cuidar la planta!

Lu: A mi también ¿Y cómo se empieza a regar esa «planta» de reputación?

Anita:: Bueno, Lu, empieza por la autenticidad. La marca debe ser honesta y coherente en todas sus acciones y comunicaciones. Si prometemos algo, debemos cumplirlo. 

También, escuchar a los distintos stakeholders es clave. Las redes sociales y las opiniones en línea son ventanas hacia lo que están pensando, y dar respuesta a las preocupaciones de nuestros públicos de manera rápida y considerada es fundamental.

Sebas:: Totalmente de acuerdo. Y pensar en la reputación como una historia que estamos contando. Necesitamos tener un enfoque estratégico en cómo queremos que esa historia se desarrolle. Esto incluye decidir qué aspectos de la marca queremos destacar y cómo queremos que se nos perciba..

Lu: Entonces, ¿la gestión de la reputación es una mezcla de estrategia y acción?

Anita: Exactamente, Lu. La estrategia es el plan general que guía tus acciones. Por ejemplo, si queremos ser vistos como una marca comprometida con la sostenibilidad, nuestras acciones, por supuesto, deberían reflejar esa misión. Eso podría significar trabajar primero en eso y luego comunicar nuestros esfuerzos en esa dirección.

Sebas: Otro ejemplo importante de acción es cómo gestionamos las crisis que puede enfrentar la marca. Las cosas pueden salir mal, y cómo manejamos esas situaciones va a tener un gran impacto en nuestra reputación. Tener una estrategia de gestión de crisis y un plan o protocolo claro para enfrentar los desafíos que se nos presenten es crucial.

Lu: Parece que la gestión de la reputación es un esfuerzo constante y multifacético.

Sebas: Así es, Lu. Es una combinación de estrategia a largo plazo y decisiones diarias. Cada interacción con los públicos,, cada comunicación pública, todo suma para construir la percepción colectiva de la marca.

Anita:: Y – muy importante – es un trabajo en equipo. Todos, desde el o la número uno hasta el equipo de atención al cliente, tienen un papel en la contrucción y gestión de la reputación.

Lu: Entendido. Y volviendo al tema de las situaciones de crisis, ¿cómo afectan a la reputación de una marca y qué estrategias se pueden implementar?

Sebas: Primero quiero aclarar qué es una crisis: Un comentario negativo, una crítica o una calificación mala al la marca nos pueden doler y molestar pero, en si mismas, no son crisis a menos que tengan una capacidad puntual: la de comprometer o dañar de manera permanente la reputación de nuestra marca.

Anita:: Fundamental definir esto! Tampoco son crisis todos los eventos adversos que enfrentemos como marcay puedan causar molestia a nuestros stakeholders. Estos no necesariamente deberían ser considerados crisis

Lu: Buen punto, pero una vez que decido que sí es una crisis, ¿qué hago?

Anita:: Cuando el acontecimiento pone en riesgo significativo la reputación de nuestra marca es crisis. Son situaciones que alteran la cotidianeidad de la marca y que, al pasar a dominio público, representan una amenazal y ponen en riesgo nuestra actividad, imagen o la certeza de calidad de los servicios que brindamos. 

Estas situaciones anómalas amenazan nuestros objetivos estratégicos, la reputación e incluso la propia viabilidad de la compañía y pueden ser resultado de accidentes, acciones malintencionadas o ser completamente arbitrarias. 

Las crisis tienen múltiples orígenes y pueden ser desencadenadas por problemas de producto, problemas éticos, controversias en redes sociales, entre otros. Para enfrentarlas, es clave contar con un protocolo o plan de gestión de crisis sólido.

Sebas: : Definitivamente. Un buen plan de crisis incluye el mapeo de riesgos, es decir, la identificación temprana de problemas potenciales, la definición de quienes tienen que ser informados, como se actúa en cada caso, según el tipo de riesgo potencial al daño de la marca y como se toman las medidas correctivas. 

Lu: Pará, eso me interesa. Hablemos un poco más profundamente de estos protocolos ¿nos contás más?

Anita:: Claro Los protocolos de crisis son como un plan de acción detallado para cuando las cosas salen mal. Son esenciales para minimizar el daño a la reputación y manejar la situación de manera efectiva.

Sebas: Exacto, Anita. Imagina que estás en un barco y de repente hay una tormenta. Necesitas saber exactamente qué hacer para mantener el rumbo y evitar que el barco se hunda.

Lu: ¿Por dónde deberían comenzar las marcas al establecer estos protocolos?

Anita:: : Primer paso, Lu, es identificar posibles escenarios de crisis. Esto podría incluir desde un fallo en el producto hasta un escándalo de relaciones públicas. Una vez que tienes una lista, puedes empezar a planificar cómo responder a cada uno.

Sebas: Y no olvides a tu equipo. Cada miembro debe saber su rol en una crisis. Esto evita la confusión y garantiza que las respuestas sean coherentes y efectivas.

Lu: ¿Qué pasa con la comunicación?

Anita::  La comunicación es clave. Debemos tener voceros designados y un mensaje claro y consistente. La falta de información puede generar rumores, por lo que es vital mantener a todos informados.

Sebas:: Y hablando de información, también es importante monitorear las redes sociales y las noticias en tiempo real. Así podrás reaccionar rápidamente si la crisis se vuelve viral.

 

Lu: ¿Cuál es el papel de la transparencia en todo esto?

Anita:: : La transparencia es fundamental. Si cometiste un error, admitirlo y disculparte sinceramente puede ganarte la confianza de los consumidores. Ocultar información solo empeora las cosas.

Sebas:: También debes tener mensajes preaprobados para cada situación. Esto agiliza la respuesta y garantiza que se transmita la información correcta.

Lu: ¿Qué más deberían considerar las marcas?

Anita::  Evaluar y aprender. Después de la crisis, analiza qué funcionó y qué no. Esto te ayudará a mejorar tus protocolos para futuras situaciones.

Sebas: Y no subestimes la importancia de la empatía. Reconocer cómo la crisis afecta a tus clientes y mostrar empatía puede suavizar el impacto.

Lu: En resumen, los protocolos de crisis son como un mapa que guía a las marcas a través de las tormentas. Planificación, comunicación, transparencia y adaptación son clave.

Anita::  Definitivamente, Lu. Un plan sólido puede marcar la diferencia entre una crisis que destruye la reputación y una que fortalece la confianza de tus clientes.

De hecho, ayer justo estaba revisando un protocolo de crisis que ayudamos a construimos para un banco digital argentino y pensaba que importante es esto de alinear a la compañía. En este documento incluimos, por ejemplo, conceptos fundamentales sobre lo que venimos hablando: lo que no es una crisis, cuándo un episodio o incidente es considerado crisis, los distintos tipos de crisis, las características de una crisis

Sebas: Quedó bárbaro ese documento. Tenía un mapa de riesgos para esta marca, directrices que ayudan a la gente a saber cómo identificar una crisis y qué hacer  cuando surge la crisis. Incluso tenía un componente de educación en dónde se contaban los niveles de las crisis y las etapas de una crisis, es decir cómo entramos, transitamos y salimos de una crisis.

Anita:: El trabajo también definió a los miembros del comité de crisis, el rol del comité y como debía trabajar este comité. Había además listas de consejos y buenas prácticas recomendadas para seguir en cada momento.

Lu: Y si hablamos de consejos, qué tips me dan para sortear una  posible crisis?

Sebas:   Cada caso es diferente, pero te diría lo siguiente:

  1. Tener mecanismos de gestión temprana.
  2. Dar respuestas rápidas y transparentes

Anita::  3) Mantener la calma y evitar reacciones impulsivas que puedan agravar la situación.

4) Comunicar de manera coherente y alineada para evitar confusiones y malentendidos.

Sebas:  y 5 ) Mostrarnos de manera empática hacia los distintos públicos.

Lu: Me encantan esos consejos, tienen más?

Anita::  A ver, es importante el elemento sorpresa: Las crisis llegan en el momento menos pensado. Entonces: ¡Tené el ojo atento!

Vivimos en incertidumbre. Evaluá constantemente las situaciones que nos atraviesan como marca para poder detectar crisis en potencia. Esto es clave para minimizar el impacto en la reputación.

Sebas:   Otra cosa importante es tener claro cómo afecta la falta de información. Muchas crisis son generadas por falta de información.  Por eso, ¡Pedí lo que necesitás! Si sentís que te falta información general o específica de tu marca tanto para prever como para resolver situaciones, pedí lo que necesitás ahora mismo. 

Anita:: Es importante también tener claridad sobre la potencial escalada de acontecimientos: Generalmente, cuanto antes resolvamos es mejor.. Por eso, ¡Levantá la mano rápido! Si ves algo, hablá.  Es indispensable comenzar a actuar en la fase inicial de la crisis para minimizar el daño que ésta pueda producir.

Sebas:   Otra reflexión la podemos hacer sobre la sensación de pérdida de control: En medio de una crisis se genera la sensación de que las cosas parecen haberse salido de las manos. Todos nos sentimos impacientes y desconcertados.  Entonces, ¡Mantené la calma! Tené una actitud de alerta y prevención, pero serena. Cuando detectes los síntomas de una eventual crisis, reuní los requisitos para informarla prontamente, pero sin stress.

Anita: Un aspecto que se ve una y otra vez es crisis es la sensación de persecución: Este sentimiento podría presentarse cuando no hay un causante o responsable claro en los hechos que provocan la crisis. Mi recomendación acá es que, a menos que seas parte del comité de crisis, no juegues al detective. No tiene sentido hacer especulaciones o teorizar sobre el origen o causa de la crisis si no sos quien tiene que actuar cuando la crisis sucede.

Sebas:   En el mismo sentido, es importante también monitorear la posible p érdida de foco:Si bien es cierto que cuando llega una crisis, parte de la empresa debe centrar su atención en ésta, ello no implica que se descuiden otros aspectos de la operación que podrían parecer ajenos a esta situación pero que ante la desatención, podrían aumentar el problema o generar nuevos. Entonces, si no sos parte del comité de crisis, ¡seguí trabajando! 

Anita: Y finalmente, muy importante, no entres en pánico: Las primeras percepciones que se tienen ante el arribo de una crisis son de miedo, ya que se vive una situación de incertidumbre. Una vez que avisaste al comité de crisis, quedate en paz.

Lu: Me encantan estos consejos. Dejando atrás el tema de las crisis, reflexionemos sobre la reconstrucción de la reputación. Para eso, retomemos el ejemplo de Victoria´s Secret y como están intentando reconstruir su reputación. ¿Vieron el cambio enorme que hicieron en la marca?

Sebas: Están a full en proceso de reconstrucción: Anunciaron, por ejemplo, que ya no harían los desfiles de moda como antes. En su lugar, dijeron que se concentrarían en nuevas formas de conectarse con las personas para celebrar la diversidad de cuerpos y belleza.

Anita: También lanzaron, como sustituto a los Ángeles, el Colectivo VS incluye a mujeres famosas por sus logros y no por sus proporciones, como la estrella de fútbol y defensora de la igualdad de género Megan Rapinoe.

Sebas: Exacto, los ángeles de Victoria’s Secret, esos avatares de cuerpos hegemónicos de ensueño playboy, han desaparecido. 

Anita:  Rest in peace, angelitos. Sus alas, confecciones de pedrería y plumas que podían pesar casi 10 kilos, están acumulando polvo en el almacén. El «Fantasy Bra», con auténticos diamantes y otras piedras preciosas, ya no existe.

Sebas:Estamos viendo en los últimos meses su intento más extremo y descarado de dar un giro a la marca que se recuerda. Ahora, la empresa quiere convertirse, según sus propias palabras en  «defensora» líder mundial del empoderamiento femenino.

Anita:  El punto es si es una marca que resiste o no este cambio de narrativa. Es un cambio radical para una marca que no sólo vendió durante mucho tiempo lencería disfrazada de fantasía masculina, sino que también ha sido objeto de fuertes críticas en los últimos años por la relación de su propietario con el delincuente sexual Jeffrey Epstein y las revelaciones sobre una cultura empresarial misógina. O sea, tienen mucho trabajo pendiente.

Igualmente están intentando. El mes pasado presentaron por fin una campaña para el Día de la Madre en la aparecía una modelo embarazada y dijeron que van a empezar a vender corpiños de lactancia. Pero estos mismos anuncios creo que nos dan la pauta de qué lejos están aun y que camino largo tienen para recorrer.-

Lu: Perfecto. Seguiría hablando por horas, pero ya tenemos que cerrar este episodio. Entonces, antes de irnos, que es lo que si o si me tengo que llevar de este tema para construir y mantener una reputación sólida para mi marca a lo largo del tiempo? 

Anita: :Primeramente, establecer valores auténticos y sólidos que guíen tu marca es esencial. Esto crea una base para todas las acciones y decisiones que tomes.

Sebas:  Absolutamente. También es vital escuchar a tus clientes y público para entender sus percepciones y necesidades. Ese feedback puede proporcionar ideas valiosas para mejorar y fortalecer la relación con tu audiencia.

Anita:  Comunicar tus logros y acciones positivas de manera transparente es otro pilar. La transparencia demuestra integridad y genera confianza en tus stakeholders.

Sebas:  Y finalmente, mantener una mentalidad proactiva es crucial. La gestión de la reputación es un proceso continuo y evolutivo, por lo que estar preparados para lo inesperado y ser flexibles en la adaptación son elementos clave.

Lu: ¡Esos son excelentes consejos! Y un buen cierre para este episodio: 

Vos, que estás escuchando, ¡espero que hayas tomado notas!