La conferencia, el primer cliente y la estrategia de Thought Leadership

TEMA: Thought Leadership
Año: 2022

RESUMEN

¿De qué se trata la estrategia de thought leadership? ¿Cómo podemos construir a nuestra marca como referente en determinados temas? En el episodio que marca el final de la temporada uno de Playbook, acompañá a Anita a descubrir por qué esta es una estrategia excelente para muchas marcas.

EPISODIO

Esta es la historia que cuenta la manera en la que nuestra consultora consiguió su primer cliente.

O mejor, la historia que cuenta cómo un nuevo cliente posibilitó la existencia de nuestra empresa. 

Erase una vez una época en la que no teníamos, siquiera, una empresa. De hecho, era una época en la que ni siquiera sabíamos que, pocos años después, íbamos a fundar Proteína.

Allá por 2012, Sebastián había viajado a Córdoba, invitado a dar una conferencia en ACARA, la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina. 

La charla sería acerca de el nuevo marketing que las organizaciones necesitaban implementar, en función de los cambios en las y los consumidores y del advenimiento de la era digital. 

Se llamaba “el concesionario virtual” y, en ese momento, les juro que era un título que sonaba futurista.

El auditorio, estaba lleno de empresarios PyMe, la mayoría dueños y dueñas de concesionarios de autos y motos que lo escucharon atentos.

Pero también estaba él, el orador con la mayor reputación de la sala, la figura que cerraba el evento: quien daba la conferencia más importante del día, el dueño del gran finale. Esta destacada personalidad también estaba entre los que escuchaban.

Sebastián y Dante Sica se cruzaron en el escenario. Más precisamente, en la escalera. Sebas bajaba, Dante subía. 

Luego de la conferencia de mi socio, el líder de la consultora ABECEB y -ahora- ex Ministro de Producción de la nación, hizo una disertación genial sobre contexto y economía  y – por supuesto-  se llevó todos los aplausos.

Pasadas ambas charlas, los presentaron. Y fue entonces que Dante le dijo a Sebas: “quiero que hables con mi socia, ya que en la empresa necesitamos ayuda en este tema del que hablaste hoy”.

Así, Sebas, que aún no era consultor, que aún no tenía una empresa, se vino de Córdoba con una posibilidad de cliente. 

Corrección: se vino con una posibilidad de un cliente que se convertiría rápidamente en gran cliente y que le permitiría pensarse como emprendedor.

A partir de esta conversación, empezó una relación. Unos meses después, en 2013, Mariana Camino, la presidenta de ABECEB y socia de Dante, contrató a Sebas como consultor. Sebastián descubrió la consultoría y, meses después, se animó a dejar su puesto de Director Comercial y de Marketing en la agencia digital y a fundar Proteína.

Todo esto a partir de una pequeña participación en un escenario que ayudó a alguien y dió pruebas suficientes del expertise de Sebas. 

A partir de un contenido que lo mostró como experto y le trajo la oportunidad que necesitaba: Asi empezamos.

Hola, soy Anita, cofundé Proteína Marketing y soy profesora de estrategia marketing. Y esto es Playbook.

No se si te había contado alguna vez, que Sebas tiene una larga y exitosa trayectoria en el área comercial. No lo digo por ser su esposa, es una apreciación objetiva y realmente no exagero.

Al inicio de su carrera, supervisó a equipos comerciales durante años, call centers, venta técnica, you name it.

Luego, lideró el crecimiento de una de las primeras agencias de marketing digital, como director de Business Development y Marketing.

Y ahora, hace 6 años que, como co-founder, es el responsable de desarrollo de negocios de Proteína y tiene a cargo la adquisición de nuevos clientes.

El rol comercial es una tarea que le encanta y que realiza sin ningún pesar ni stress, principalmente confiando en su dogma: “se vende por proceso” y apoyado en su extrema habilidad para identificar los dolores que atraviesan a nuestros potenciales clientes.

Vender no es una tarea fácil, pero hay algo que le simplifica mucho las cosas: Sebastián solo realiza propuestas a prospects que llegan a nuestra companía de manera espontánea e interesada.

Es decir, Sebas no salió ni sale a “pescar” clientes. Nunca.

Entonces, te preguntarás… ¿Cómo y de donde llegan clientes a Proteína?

Bueno, las y los clientes llegan como consecuencia de nuestro esfuerzo de Thought Leadership.

A ver, dejame bajarlo un poco más a tierra. Tenemos clientes que:

  • Llegan a partir de nuestro trabajo en academia, como profesores en las universidades en dónde damos clase.
  • O luego de conocernos por nuestra participación como mentores en la fundación Endeavor o en los ecosistemas de emprendedores de UdeSa o DiTella
  • O después de haber escuchado algún espisodio de este podcast
  • Llegan a partir de los consejos que damos en las redes sociales
  • O partir de nuestras participaciones en conferencias o eventos
  • Después de leer nuestro estudio: Estado del Marketing 
  • O a partir de una columna de opinión que escribimos para una revista o de una nota en los medios.
  • o luego de escuchar a un cliente que habla bien de nuestro trabajo
  • O a partir de alguno de los workbooks de actividades que hacemos para regalar, una vez por año.

 

En fin, se interesan a partir de habernos conocido como marketers, primero.

Entonces, las personas que llegan a Proteína conocen nuestro trabajo de manera relajada, en situaciones en las que no estamos “vendiendo” nuestra actividad o nuestra compañía, sino simplemente brindando un tip o un consejo, aportando un punto de vista, dando una opinión, enseñando algo.

Ejerciendo nuestro rol profesional de manera pública y visible, de a poco, nos vamos constituyendo frente a una determinada audiencia como personas referentes en los temas de los que hablamos. 

Hablando de marketing, de customer experience, de estrategia, de metodologías para innovar, de design thinking, de customer centricity, quienes nos escuchan nos van conociendo a través de nuestras opiniones sobre estos temas. 

Y, entonces, cuando necesitan ayuda respecto de los temas en los que nosotros demostramos algún expertise, nos llaman para que los ayudemos.

Esta es, justamente, la estrategia de Thought Leadership. 

Y  – a pesar de lo que muchas personas piensan,  es válida para un montón de marcas, no solo aquellas que venden a personas en rol profesional.

Vamos a hablar hoy de cómo hacer para que tu marca pueda constituirse como líder de pensamiento, referente o Thought Leader.

-”Pero Anita, soy marketer hace décadas y no escuché nunca ese término.”

Bueno, a no hacerse un drama, que no es un término tan común tampoco. 

Además, a mi me lo enseñaron también, nadie nace sabiendo.

Vení conmigo, que en este episodio vamos a charlar de los siguientes temas.

  • Qué es ser un thought leader y por qué es una estrategia que puede funcionar para tu marca
  • Cuales son las diferencias entre thought leadership y content marketing
  • Qué cosas necesitás saber para implementar una estrategia que te ayude a convertir a tu marca en referente.
  • Y que espacios son los mejores para desplegar esta estrategia.

 

Bien, empecemos.

¿Qué es el Thought Leadership?

Thought Leadership es mucho más que una palabra de moda. Quiere decir “liderazgo intelectual” o “liderazgo de opinión”.

Las y los líderes de opinión son aquellas personas que son reconocidas como expertos en una comunidad de seguidores, una red empresarial, una industria o por el público general, debido a su conocimiento, educación, talentos especiales, percepciones y / o experiencias. 

Sus filosofías y sus opiniones tienen la capacidad de influir en los pensamientos, opiniones y actitudes de otras personas. De ahí el término líder de pensamiento o thought leader.

Cuando pensamos en thought leaders pensamos normalmente en académicos (profesores, investigadores, etc.), filósofos, autores, columnistas u oradores. 

Hombres y mujeres que son comúnmente respetados como líderes de opinión, referentes de uno o varios temas.

Entonces, el concepto de thought leader refiere a ser un “referente”, una opinión autorizada de determinados temas. 

Ahora pensemos la diferencia entre un thought leader y un influencer

Anita,  ¿los thought leaders son influencers? 

Bueno, si y no.

Las y los influencers, como los describiríamos hoy en el contexto de las redes sociales, no necesariamente influyen debido a su experiencia o conocimiento. 

Más bien, quienes se vuelven influencers en las redes sociales muchas veces pueden influir en otros en virtud de su fama, carisma u otras cualidades.

Otro factor diferenciador entre líderes de opinión e  influencers podría ser la motivación. En el caso de los thought leaders, generalmente su motivación se basa en impulsar sus puntos de vista y sus agendas, no tanto otras cuestiones.

Así es que los thought leaders son un tipo específico de influencers, que tienen un punto de vista propio y diferente.

Pero – y esto es lo bello de la cuestión – la magia del thought leadership no corresponde unicamente a personas. 

Por supuesto que podemos posicionar a marcas como expertas y referentes también.

La estrategia de Thought Leadership justamente apunta a convertir a tu marca en referente de aquellos temas que preocupan tu cliente, en volverte delante de sus ojos, una marca que domina un asunto, que tiene expertise en aquel tema que la o lo preocupan.

Esel liderazgo hará que tus clientes peciban a tu marca como una fuente de conocimiento, un lugar de destino a dónde ir por información y consejos cuando necesiten y, entonces, sean ellos los que busquen a la empresa al momento de resolver su necesidad.

¿Por qué es importante el liderazgo intelectual para tu marca?

Bueno, sinceramente, conseguir que tu marca se convierta en thought leader es maravilloso. 

Porque, mucho mejor estar permanentemente diciendo: “entendemos de estos temas” o “te podemos ayudar en estos temas” es demostrar concretamente que esto es cierto.

Cuando tu marca puede actuar para volverse referente en determinados asuntos, se fortalece su conocimiento y su visibilidad al mismo tiempo que se crea una reputación que le otorga credibilidad y confianza. 

Una marca referente se posiciona y a posiciona las personas que la lideran como expertos en su industria y capaces de resolver problemas y de asistir a sus audiencias.

Entonces, ¿Qué es el Thought Leadership Marketing?

El marketing de liderazgo intelectual o thought leadership marketing es el proceso de aumentar la visibilidad de la experiencia especializada de tu marca, construyéndola como experta y utilizar distintos mecanismos para educar e influenciar a tu audiencia a través de contenido, consejos y opiniones, como paso previo para lograr los objetivos de marketing, como fortalecer la marca o generar nuevos negocios. 

 

Esto se logra de dos maneras:

Uno, mediante la creación y la difusión de contenido original y de valor que exprese opiniones y puntos de vista y

Dos,  haciendo que el expertise de la marca y sus referentes sean visibles para sus mercados objetivo.

Dijimos que una marca thought leader es una marca que logra ser reconocida por su experiencia especializada y su influencia en el desarrollo de su disciplina. Es experta en un set de temas y lidera el pensamiento en su campo de especialización.

Por eso, para convertir a tu marca en Thought Leader es importante que conozcas bien a tu audiencia, vuelvas a tu marca extremadamente útil y produzcas recursos y contenido fácil de encontrar.

Seguí los siguientes pasos para pensar tu estrategia de thought leadership

Definí tu objetivo.

¿A qué públicos intentás llegar? ¿Es a personas de una determinada industria? ¿Es a un determinado rol corporativo o específico como el de CEO o CFO? 

Cuando sabemos a quienes estamos tratando de llegar, muchos otros detalles comienzan a encajar. Pero conviene hacer una advertencia: No seamos demasiado amplios en nuestra orientación. Cuanto más limitado y específico sea tu definición de audiencias más rápido vas a poder avanzar en el posicionamiento.

 

Investigá bien a tu público y sus dolores

Prestá especial atención a sus desafíos comerciales, a sus problemas e inquietudes importantes. Conocelos bien, ya que cuanto más sólida sea tu investigación, más confianza vas a poder depositar en tu estrategia.

 

Determiná tus áreas de expertíse

¿De qué temas vas a hablar? ¿En qué asuntos tu marca tiene credenciales para convertise en referente? 

¿Cuáles de estos temas coinciden con las prioridades importantes de tus clientes?

Desarrollá una estrategia de contenido

¿Cómo vas a escribir o a hablar? ¿Cuál es tu ángulo o visión única que hará que tu perspectiva  sea interesante o útil? Su contenido debe ser lo suficientemente valioso para que la gente lo use y lo recomiende.

Desarrollá una estrategia de visibilidad

¿Cómo vas a hacer que tu contenido sea  visible para tu público objetivo? 

¿A dónde se dirige tu público en busca de nuevas ideas e inspiración? ¿Qué publicaciones leen? ¿Qué blogs siguen? ¿A que eventos van? ¿Qué tipo de podcast escuchan? ¿Que documentos leen? ¿A qué expertos ya consultan?

Cada uno de los lugares que listamos se convierte en una posible forma de alcanzar nuestro objetivo: Hablar en una conferencia a la que asistan mis clientes. Publicar artículos en publicaciones de la industria. Establecer relaciones con expertos existentes en áreas relacionadas. 

Tu estrategia de thought leadership puede ejecutarse, por ejemplo, a través de la producción de whitepapers o estudios, posteos para el blog, newsletters, eventos propios, prensa y vocería, endorsement de clientes, presentación de casos de éxito o episodios de podcast. También creando eventos propios o participando en eventos de la industria. También podés otorgar premios o ganar premios. O escribiendo un libro. O hablando en público. O con una cuenta en instagram o linkedin. O a partir del relacinamiento con periodistas.

En la práctica, no hay un solo camino para convertir a tu marca en thought leader pero si dejame decirte que el camino de hacerlo no es corto: es una construcción que debe hacerse sin prisa, pero sin pausa y de manera consistente.

Ilustremos lo que hablamos hasta ahora con algunos ejemplos de marcas que la mayoría conocemos.

Por ejemplo, el marketer Seth Godin se convirtió en thought leader con un micro post al día en su blog. 

Podemos poner de ejemplo también a marca Tesla. Desde el principio, Tesla dejó en claro que quería ser más que un fabricante de automóviles. Su propósito no es (solo) vender automóviles, sino que se enfoca en cambiar el paradigma en la industria del automóvil de motores de combustión interna a vehículos eléctricos de batería. Y como pionera y referente, alumbra el camino para toda la industria.

Otra marca thought leader es la consultora, Boston Consulting Group que, historicamente, produce un flujo constante de informes y modelos fáciles de entender que aportan valor a sus audiencias y los posicionan como excelentes expertos en estrategia. Un buen ejemplo de esto es la «Matriz BCG», con la que están familiarizados la mayoría de los altos ejecutivos y se enseña en las universidades. Este tipo de liderazgo intelectual crea una «propiedad del tema» para BCG. 

Más cercana en el tiempo es la construcción de la consultora Strategizer y del estratega Alex Osterwalder con su creación y difusión del Business Model Canvas (adoptado por todo el ecosistema emprendedor y por la mayoría de la academia de educación ejecutiva) y su value proposition design, que nos ayuda a muchísimos marketers y estrategas a mapear la propuesta de valor.

Otros thought leaders son Bill y Melinda Gates. que se apartaron exitosamente de su posicionamiento de “multimillonarios tech” y se constituyeron como líderes de opinión en el campo de la salud pública. Pienso en Bill Gates y en mi cabeza aparece la conferencia TED en dónde alertó sobre las pandemias y soltó a un mosquito en la audiencia.

¿Te convencí de que este es un gran camino para una marca?

Por las dudas, dejame listarte una vez más ¿Para qué te conviene tener una estrategia de thought leadership para tu marca?

Son 4 razones principales:

  1. a) Para aportar valor con tus acciones, no solamente comunicar lo linda y maravillosa que es tu marca.
  2. b) Para no ser una marca que copia o repite lo que dicen otras
  3. c) Para difundir una manera de hacer propia de la marca, para mostrar una manera única de resolver
  4. d) Para destacarte en un mercado muy competido.

 

Aclaremos una cosa: ¿Es lo mismo Thought Leadership que content Marketing?

No. A pesar de que Thought leadership muchas veces se confunde con content marketing, no estamos hablando de lo mismo.
El content marketing es algo mucho más amplio. Es usar contenido para atraer, educar y cerrar nuevos negocios.

El thought leadership es una estrategia específica de content marketing.

Por ejemplo, una empresa puede publicar contenido educativo pero que no ofrezca ningún pensamiento innovador o avanzado. 

O una marca puede hacer contenido de humor o entretenimiento. 

Estos dos approach son de content marketing pero no son de thought leadership.

 

¿Cómo desarrollamos contenido de thought leadership?

Si bien no existe una fórmula que pueda garantizar que un contenido se convierta en un pensamiento perspicaz e influyente o que aporte valor significativo respecto de un tema, existen pasos que podemos dar para impulsar a la marca en el camino de thought leadership.

Repasemos los siguientes pasos:

1ro, ACHICÁ EL ENFOQUE

Por supuesto que no podemos intentar construir un expertise en todo. Ni personas, ni marcas pueden hacerlo.

Entonces, al elegir los tópicos en los cuales vas a intentar construir un expertise, en lugar de intentar contruir a la marca como experta en un montón de temas, o apostar a liderar en un asunto muy amplio o inabarcable, es mejor comenzar limitando esa construcción a enfoques bien bien específicos, aumentando en gran medida la probabilidad de aportar pensamientos relevantes y originales.

Además, si el enfoque esi limitado, esto nos permite demostrar experiencia y conocimiento más rápido. Así, aceleramos el proceso y mejoramos el impacto de nuestro contenido. 

Para elegir los temas en los que querés construir tu marca, la respuesta tiene que partir de tu audiencia. ¿Que cosas les preocupan, al vincularse con tu categoría?

Sobre esos dolores, miedos, inseguridades las personas vamos a buscar seguridad, educación, información. Y es ahí en dónde, si tu marca se posiciona como referente en esos temas, vamos a encontrarla.

el 2do paso es HACË INVESTIGACIÓN ORIGINAL

El thought leader aporta valor, contribuye.

Por eso, una manera excelente de posicionarse como thought leader es llevar a cabo una investigación original sobre un tema.

La investigación y el análisis de datos produce produce nuevos conocimientos que se pueden aplicarse a los desafíos de los clientes. Cada nuevohallazgo de una investigación es una materia prima espectacular.

Pensá en que aspectos  tu marca tiene capacidad de profundizar o datos que le permitan sacar conclusiones originales.

El tercer paso puede ser ADOPTÁ UNA PERSPECTIVA CONTRARIA

Contribuir con una nueva perspectiva es otro sello distintivo de las marcas que son referentes. 

Una posibilidad es intentar adoptar una perspectiva realmente customer centrica sobre un desafío, logrando una verdadera perspectiva empática.

O decir algo que explore caminos que normalmente no se exploran, o pensamientos opuestos a los predominantes o normalmente aceptados.

Por supuesto que esto no significa ser negativo o “contrera”, sino que aporta muchas veces que tu marca pueda ayudar a mirar un problema desde un ángulo novedoso.

El cuarto paso podría ser COMBINÁ TU EXPERTISE

Imaginate una marca que hable de arquitectura aplicada a la repostería? Usar el pensamiento de una disciplina y aplicarla en otra, uniendo dos campos de experiencia aparentemente no relacionados es una perspectiva que casi automáticamente encuentra un espacio de referencia.

Preguntate, ¿qué sucede cuando aplica el pensamiento de diseño a los servicios de contabilidad? ¿la psicología a las finanzas? El resultado puede ser una nueva percepción que influya en el pensamiento de los demás y un espacio único que tu marca puede ocupar.

El quinto paso es INTERACTUÁ CON OTROS EXPERTOS Y EXPERTAS

Colaborar y cruzar opiniones con otros expertos puede ayudar de dos formas importantes:

Primero, da acceso a la marca a un pensamiento más avanzado y mucho más influyente. La colaboración eleva el pensamiento. El contenido resultante de una colaboración es más revelador.

En segundo lugar, quien está del otro lado de esa colaboración se convierte en tu amplificador. Difunden esa colaboración y te dan valor a partir de la asociación con tu marca. 

Veamos el checklist para la estrategia de Thought Leadership que publicaron en su estudio de este año Edelman + LinkedIn.

 

Son consejos a tener en cuenta si querés convertir a tu marca en referente

#1 Entendé quién es exactamente tu audiencia target. Correte de la trampa de pensar que todo el contenido es para todas las personas. Pensá en como hacer contenido valioso por industrias o por función de negocios,  o producí contenido específico para un tipo de compañía. Enfocate en aportar valor a necesidades específicas, no vayas por lo genérico.

#2 Además de buscar awareness, ¿Qué otros objetivos de negocio querés alcanzar con tu estrategia de Thought Leadership? Imprescindible saber cuales son los objetivos de estar haciendo lo que hacemos.

#3 Enfocate en los problemas                                                                                                                                                                                                                                         en el momento. Pensá en tópicos que estén en la intersección de las tendencias, los dolores de tus audiencias y las prioridades de tu compañía. Muchas veces, para entender de qué temas deberías hablar, te sirve hablar con tu  equipo comercial o las personas de asistencia al cliente, que pueden proveerte de insights respecto de aquello que preocupa a tu cliente hoy.

#4 ¿Tu contenido va a aportar a tus clientes valor? ¿Les va a enseñar algo que no saben?

Pensá en ideas y contenido que ayuden realmente a tus clientes a resolver problemas. No hagas solamente una identificación de tendencias: Compartí insights y perspectivas que solo tu marca puede aportar

#5 Definí quienes van a ser los rostros de tu thought leadership. Apalancate en las personas de tu organización: mostrá a tus ejecutivos, tus expertos, tus asesores. Compartí las ideas aportando estilo personal, autenticidad y humanidad. Acordate que las marcas, cuanto más humanizadas, mejor.

#6 Pensá:¿Quién más puede enriquecer la historia que vos querés contar? Buscá oportunidades para alinearte con voces referentes, influencers de tu industria, académicos, analistas y otros actores que te ayuden a validar tus POV (points-of-view o “puntos de vista”) y a llegar a nuevas audiencias

#7 Definí ¿Cuál es tu estrategia para sobresalir? Hasta las mejores ideas, si están presentadas de una forma sosa, no tienen impacto. Buscá maneras creativas e inesperadas de contar tu historia, para resaltar y capturar la atención.

#8 Pensá si tu contenido no es extremadamente vendedor. Resistí el impulso natural a hablar demasiado de vos y a vender. En esta estrategia, la venta llega mucho después.  Es mejor aportar luz en los problemas de tu cliente y aportar las preguntas y consejos adecuados primero. 

#9 ¿Tenés las herramientas necesarias para medir? Asegurate que tenés la tecnología y la capacidad de obtener datos que te permitan entender la performance de tu contenido de thought leadership para aprender cómo tu estrategia está aportando a tu negocio.

¿Qué te parecieron estos consejos? 

A mi me parecen geniales.

Y ya que estaba compartiendo consejos, se me ocurre una idea. 

Voy a dejar que cierre este episodio una gran referente de este tema. Porque hay mejor que invitar a una verdadera experta a un episodio de thought leadership, no?

Te presento a Mariana Jasper, co -fundadora y VP  de Alurralde, Jasper + Assoc.

Ella tiene una trayectoria increíble como estratega para la comunicación de marcas e instituciones y se especializa  en la construcción de reputación.

Mariana también es, entre otras cosas, miembro del board de TEDxRíodelaPlata y miembro del board del Consejo Profesional de Relaciones Públicas 

Fue jurado de premios locales, regionales e internacionales, como Cannes Lions, el Lápiz de Oro, los premios Eikon y los premios FIAP.

Mariana es una de las mejores personas para preguntarle acerca de los consejos para construir una marca como referente, por eso la convoqué para que nos acompañe a reflexionar sobre el tema-. 

Mariana, ¿Cómo podemos hacer para convertir a una marca en thought leader?

¡Hola Anita! bueno para convertir una marca en thought leader creo que agregaría a lo que ya venís diciendo que está buenísimo,  que hay que tener siempre en cuenta que una marca habla a través de los hechos,  a través de sus acciones y también habla a través de las personas que son sus  voceros, son  expertos y en ese sentido creo que lo que vos dijiste en distintos momentos del podcast solamente le daría un mini twist , que es, q es muy relevante como la marca y sus voceros y a través de sus acciones también combinan,  intersectan estas tres esferas que es el área del territorio discurso,  de dónde son expertos, lo que ellos  saben mucho, donde  la marca es la experta y la referente o se quiere posicionar como experta y referente de ese nicho donde es realmente su espacio de saber, de conocimiento y como se intersecta eso con su punto de vista sobre ese mundo, su mirada particular,  su perspectiva y también como eso,  qué es lo que se, con mi perspectiva , estos conocimientos que tengo que son generalistas, pero vistos  desde mi mirada, desde mi mirada de marca, cómo se intersectan con los intereses,  necesidades de las audiencias para poder ser realmente relevantes. Hay esta necesidad de hacer intersectar estas tres esferas, el saber, el punto de vista y el interés de la audiencia. 

La otra cosa que me parece importante, vos hablaste mucho sobre cómo es la construcción del contenido de esto del leadership, vos sabes que yo trabajo en TEDx Río de la Plata, y una de las cosas que nosotros vemos que funciona mucho, cuales son las charlas de los oradores que se convierten en tought leader,  que tiene relevancia,  mucha audiencia muchos clicks muchas vistas etcétera; tienen tres componentes en común. 

Uno es que tiene de esto que decía, este conocimiento, este expertise,  hablan de ese conocimiento pero siempre lo combinan en alguna medida con hablar acerca del futuro, dar una imagen sobre cómo va a ser el futuro en relación a  ese territorio sobre el cual son expertos, y también con algún aspecto inspiración. También piensan, bueno cómo podemos hacer para que esto suceda, te dan pistas en relación a esto.  

Yendo un  poco a como son los contenidos  de tought leader recordar esto, como que  hay como una combinación de conocimiento,  mirada de futuro e inspiración. 

Y por último, si queres el último tip es que  no hay que olvidarse que al final del día  lo que estamos haciendo cuando estamos tratando de posicionarnos en el mundo de tought leader  es que estamos transmitiendo ideas. Y una  idea es algo que tiene ciertas características, además en general  estamos transmitiendo una idea a la vez, no 400 ideas juntas,  sino una idea. 

Estas ideas, para cuando las tenemos que comunicar también otra de las cosas que fue uno aprendizajes importantes en TEDx Río de la Plata es pensar que las ideas requieren,  para ser recordadas y para poder ser relevantes para los demás incluir algún aspecto, cuando las contamos,  de sorpresa,  algo que te diga yo a esto no lo había pensado,  no lo había visto de esta manera,  esto no se me había ocurrido o también, y  también tienen que tener algún aspecto empático o sea uno tiene que sentir:  esto me podría pasar a mí, es algo que yo podría usar,  tiene que ver conmigo o tiene que ver con la gente que yo quiero. 

Y  finalmente también las ideas tienen un aspecto que nosotros lo llamamos “singularidad”. No es una palabra muy explícita en relación a lo que quiero decir, pero es el nombre que le damos, que es que son únicas.  

Es difícil hacer algo único y original porque obviamente muchas ideas están hechas y el mundo está repleto de ideas, pero ¿qué es lo que hace que algo sea singular? Cada uno de nosotros como personas somos seres únicos y singulares y cuando nosotros logramos transmitir dentro de una idea cómo esa idea nos atraviesa, como nosotros somos parte de ese pensamiento,  como nosotros nos sentimos comprometidos con esa idea y además le ponemos nuestra historia, nuestra impronta,  nuestra forma de mirar el mundo, ahí le aportamos singularidad.  Se convierte en única. 

 Entonces para hacer como un recap de esto, no olvidarnos que estamos transmitiendo ideas y que esas ideas tienen para estar relevantes y que sea recordada necesitan de sorpresa, de empatía y singularidad;  o sea de estar nosotros presentes atravesados por esa idea. 

Muchísimas gracias Anita,  un beso enorme. 

¡Qué buenos esos tips! ¡Muchas gracias, Mariana!

Después de esto, no me queda más nada para agregar, asi es que ahora si, estamos para ir cerrando.

Te dejo un pensamiento final: quien decide finalmente si tu marca es o no thought leader, si sos o no referente, es tu audiencia. Tu público te otorga el galardón. Por eso, no podés decir: Seré thought leader el año próximo. Pero si podés decir: “voy a ejecutar una estategia de thought leadership el año que viene”. 

Espero que este episodio te haya servido para reflexionar. A mi me hace feliz que me hayas acompañado.