En este artículo te invitamos a conocer mejor la Metodología de Persona, una mejor forma de definir a nuestra audiencia ideal. Es de utilidad para cualquier estadío de empresa, redefiniendo la forma en la que miramos a nuestros clientes.

¿Por qué usar esta metodología?
Construyendo el perfil de nuestro consumidor pretendido sin generalizaciones logramos identificar sus inquietudes, motivaciones e intereses y la relación con la categoría de producto o servicio que le ofreceremos.

¿Cómo surge?
El concepto de comprender a los segmentos de un cliente con identidad coherente es utilizado desde principios de la década del 90, impulsado por Angus Jenkinson y Alan Cooper, entre otros.

Décadas atrás, quienes hacíamos marketing, definíamos segmentos de audiencia de una forma menos precisa: Si necesitábamos identificar una audiencia para ser target de un producto para bebés pensábamos por ejemplo en Hombres y Mujeres, de 25 a 45, con bebés de menos de dos años. Tal vez, le asignábamos un requisito de poder adquisitivo, pero no ahondábamos mucho más.

Pero los consumidores y clientes evolucionamos y- en estos últimos años a una velocidad exponencial: Hoy pocos de nosotros nos identificamos solamente con las variables demográficas clásicas.Por eso, esta metodología da respuesta a una nueva forma de identificar audiencias.

¿Qué son las Personas?

Las Personas son personajes ficticios, que creamos en función de 3 imputs o fuentes:
a) DATOS: si la compañía ya está operando, toda la información que tengamos internamente sobre nuestros clientes.
b) EDUCATED GUESSES: que son conjeturas hechas por quienes está trabajando en el emprendimiento, en contacto directo con los clientes.
c) RESEARCH: entrevistas en profundidad a clientes o otros tipos de investigación o trabajo de campo

Si estás arrancando con tu empresa y no tenés datos que provengan del negocio, armarás tus Personas solamente basada en conjeturas e investigación. Hasta que tengas clientes y así, tengas datos que alimenten estas Personas. Ahí podrás revisarlas y enriquecerlas con esos datos.

¿Cómo se construye una Persona?

Las Personas no describen a un individuo particular en forma puntual, sino que se componen en base a datos reales recopilados entre las diversas fuentes (datos, educated guesses y research)

Entonces, suponiendo que tengas datos de clientes actuales, lo primero que vamos a hacer es analizarlos para encontrar patrones entre esos clientes.
No solo buscamos patrones en las variables demográficas como edad, zona en el la que viven o su poder adquisitivo, sino también respecto de sus intereses, ideas, valores y creencias. ¿Qué predomina?

En función de la data que tengamos y del conocimiento que exista en tu compañía respecto de tus clientes vas a delinear una, dos o tres personas concretas descriptas como si fueras a describir a alguien que conocés mucho, a un amigo:

Definiremos:
• Nombre, edad, profesión, nivel de ingresos.
• ¿Dónde vive?, ¿con quién vive? ¿Está casada o en pareja?
• ¿Es introvertida o extrovertida? ¿Cuál es su relación con la tecnología? ¿Qué dispositivos usa?
• Etc.

Debemos incluir detalles de su educación, estilo de vida, intereses, valores, objetivos, necesidades, limitaciones, deseos, actitudes, patrones de comportamiento.

Cada Persona tiene que tener un nombre y – en lugar del apellido, la nombramos de forma que nos acordemos fácilmente de ella. Por ejemplo, podemos ponerle un apellido que nos recuerde algo puntual de su personalidad, como por ejemplo “Anita Ansiosa”

Una vez que creamos estas Personas, ellas serán nuestro parámetro, en dónde mediremos todas nuestras iniciativas.

¿Qué pasa con las Personas, una vez que las definimos?

Estemos atentos, porque la nueva información que vayamos obteniendo con el correr del negocio podría hacer que tengamos que reformular alguna o todas nuestras Personas.

Esto es muy importante: Una vez creadas, las Personas no van a quedar así para siempre, sino que vamos a ir evolucionándolas periódicamente, revisándolas cada vez que sea necesario.

¿Para qué hacer Personas?

Hacemos Personas para representar diferentes tipos de clientes que podrían interesarse por nuestro servicio o producto. Crear Personas nos ayudará a comprender las necesidades, experiencias, comportamientos y objetivos de nuestros clientes. Nos ayuda a salir de nosotros mismos y a pensar en ellos, nuestros clientes.

Esta metodología puede ayudarnos a reconocer que diferentes Personas tienen diferentes necesidades y expectativas, y también puede ayudarnos a empatizar con el cliente para quien estamos diseñando nuestra propuesta de valor.

Tener Personas identificadas hace que la tarea de armar tu producto o servicio sea menos
compleja, guía los procesos de ideación y puede ayudarnos a lograr el objetivo de crear buenas experiencias.

Para terminar:
Es importante que sepas que esta metodología es usada en todo el mundo y forma parte de las nuevas prácticas de Marketing.

Podés consultar los links abajo e investigar mucho más googleando “Persona Methodology”

• Podés armar tu persona con esta herramienta online (en inglés) https://www.hubspot.com/make-my-persona
• Acá podés leer más sobre Persona Methodology: https://www.interaction-design.org/literature/article/personas-why-and-how-you-should-use-them

También podés entrar ACÁ y ver un video que Anita grabó para la escuela de emprendedores de Oh La La Makers.

Anita

Anita

Anita Figueiredo es consultora en Marketing con especialización en el desarrollo de marcas, lanzamiento de productos y gestión del contenido.